Seleccionar página

Debemos siempre reconocer la importancia de ahorrar, pero sobre todo, de invertir. Hay que tener muy claro que el dinero que se queda guardado, debajo del colchón o reservado en una tarjeta de débito se traduce en pérdidas.